Al estilo Canapino

Si la primera fue un duelo juvenil y la segunda tuvo ribetes épicos, la tercera corona de Agustín Canapino fue lo más parecido a un milagro. En 2010 debía ganar la última fecha del año, ganó y fue campeón. El año pasado superó a Ruggiero en la última vuelta y por un cuarto de punto logró el segundo título. Y hoy, cuando ya se había bajado de la lucha después de un toque en la serie, la estrategia y lluvia lo devolvieron a los primeros planos. Largó 39º, llegó segundo y se coronó tricampeonato. Otro logro al estilo Canapino. “El TC es increíble. Las tres definiciones fueron locas, increíbles. Este fin de semana pasó de todo y fue todo muy intenso. La verdad que no sé si hubiésemos elegido la puesta a punto para lluvia si tenía que largar adelante, pero se dio así, quizás fue una señal de Dios. Estaba muy bajoneado, analicé todos los servicios meteorológicos y decidimos ir todo o nada. Y salió todo”, reconoció el arrecifeño.
San Nicolás recibió al Turismo Carretera en una definición de campeonato digna del mejor guionista, con cuatro pilotos, uno de cada marca, separados por apenas 15 puntos, en un escenario que la categoría nunca antes había visitado. En ese ámbito, Matías Rossi logró nuevamente la pole position. Fue la séptima del año, la 36ª de su carrera y la décima consecutiva de los usuarios de Ford. Facundo Ardusso clasificó tercero, Jonatan Castellano quedó cuarto y el más complicado era justamente Canapino. “Quedé 12º y está difícil, pero vamos a darlo todo desde la primera vuelta de la serie para buscar el milagro”, remarcó.
Las series fueron ásperas y generaron polémicas. La primera arrancó con un toque en la largada entre Rossi y Castellano, En la pista ganó Rossi, pero fue recargado y estalló de bronca: “Estoy recaliente, muy mal, muy angustiado. Me molestó muchísimo el reclamo de Jonatan y la resolución de los comisarios deportivos. Hay un leve roce, pero ¡estamos definiendo un campeonato! La sanción es uno de los robos más grandes que recibí en mi carrera deportiva. Veremos lo que sale, estoy mentalizado para ir para adelante, pero sabiendo que me perjudicaron”.
La segunda la ganó Ebarlín después de una lucha inicial con Fontana y la tercera serie fue clave, por el abandono de Canapino después de un toque con Urcera y por el cómodo triunfo de Ardusso, que ganaba el derecho a largar desde la pole position. Castellano debía ocupar el tercer cajón, Rossi el quinto y Canapino el número 39.
Cuando habilitaron la salida a pista, de los cuatro aspirantes a la corona sólo al Chevrolet del campeón permaneció en el box. Miraron el cielo y decidieron cambiar espirales y neumáticos. Fue el último en salir, pero con la puesta a punto para lluvia. A las 13.20, con los autos en la grilla, comenzó a llover…

Una loca carrera de TC
Los momentos previos a la largada fueron un caos. Había autos correctamente ubicados a la salida de boxes (Moriatis, Savino, Ventricelli, Urcera y Mazzacane, entre otros) y autos que fueron empujados por los mecánicos hacia ese sector para cambiar los neumáticos. Esos fueron tardíamente penalizados.
Hubo dos vueltas previas. En la primera, Ardusso, Rossi y varios más fueron a boxes, mientras Castellano se retrasaba por un trompo al intentar acelerar el Dodge en la recta principal. Al cabo del segundo giro previo se mostró la bandera verde, con Ebarlín al frente del pelotón, Ruggiero en el sexto lugar y Canapino en puesto once. Pero siguió el caos, porque los que tenían cubiertas lisas no podían mantenerse sobre el asfalto. La carrera se neutralizó, y recién entonces se tuvo en claro el nuevo orden de fuerzas: estaba primero Trosset, seguido por Ruggiero, Moriatis y el sorprendente Canapino. En ese momento el principal rival del arrecifeño era Ardusso, que aparecía 19º en la clasificación general.
En la vuelta nueve ya no llovía y lo que siguió fue una tensa espera, matizada por el despiste de Trosset y la lucha entre Ruggiero y Moriatis por el primer lugar. “No los puedo seguir”, dijo Canapino. “Tranquilo que te sobra”, le contestó su padre por radio. Incluso el camino al bicampeonato se le allanó cuando en la vuelta 23 se rompió la dirección del Ford de Moriatis después de un leve toque con el Torino del puntero.
Seguramente fueron los 56 días más importantes en la vida deportiva de Alan Ruggiero. En los últimos dos meses el capitalino se impuso tres de las últimas cuatro carreras del año y se convirtió en el piloto más ganador de la temporada. Sin embargo, quedó en el lejano puesto 28 en el campeonato. “Utilizamos la misma estrategia que Canapino, Moriatis y Trosset, aunque nosotros no teníamos puesta a punto para piso húmedo. Sin embargo, cuando paró de llover nuestra estrategia fue la más exitosa”, reconoció el piloto del Sprint Racing.
La lógica se había cumplido: quienes largan en los puestos de retaguardia están dispuestos a asumir riesgos, y la confirmación del mal tiempo hizo el resto. Ganó Ruggiero después de partir desde el cajón número 24, seguido por Canapino (39º), Urcera (lo hizo desde boxes), Gini (29º) y Mazzacane (también desde boxes).
Dos horas después de la carrera se conocieron las sanciones. Y Rossi fue otra vez muy duro: “Primero la injusta penalización en la serie y después no penalizar durante la carrera en tiempo y forma a todos los que ingresaron mal a boxes. Desastroso, injusto y falto de nivel”. Necesitaba terminar noveno para obtener el título, pero quedó 12º después de avanzar cuatro posiciones por recargos aplicados a sus rivales.
En tanto, Castellano se coronó subcampeón. “Estoy amargado por no parar enseguida en boxes, pero llegué noveno y los ocho primeros fueron los que salieron desde boxes con gomas de lluvia, así que no hubiese podido ganarle el título a Canapino”, reconoció el de Lobería.
El cuarto protagonista no tenía consuelo. El año pasado Ardusso perdió por un cuarto de punto y esta vez largaba desde la pole position. “Cuando llegué a la grilla se largó a llover. A veces la fortuna no está del lado de uno. ¿La carrera? Tenía poca visibilidad y en las vueltas finales se empezó a romper la quinta marcha”, contó mirando el cielo. “Y ahora sale el sol. Es de no creer”, completó con una mueca de amargura.

Las últimas novedades. Se produjeron los retornos de Esteban Gini, Sebastián Diruscio, Lionel Ugalde y Nicolás Pezzucchi, mientras que la única ausencia fue la de Martín Serrano. En tanto, la ACTC le entregó un reconocimiento a Christian Dose por sus 200 participaciones en la categoría y Juan José Ebarlín volvió a cambiar de preparador: este año arrancó con motores del Donto Racing, después de Rodolfo Agut, en San Juan aceleró un impulsor de Juan Stupiello y en San Nicolás tuvo elementos de Daniel Berra.

Turismo Carretera, 15ª fecha, San Nicolás (3.959 metros)
Final (25 vueltas, 2 neutralizaciones), 9 de diciembre de 2018, 41 inscriptos
1º Alan Ruggiero (Torino), 48m54s295 a 121,430 km/h
2º Agustín Canapino (Chevrolet) a 5s020
3º José Manuel Urcera (Chevrolet) a 6s414
4º Esteban Gini (Chevrolet) a 6s691
5º Gastón Mazzacane (Chevrolet) a 8s237
6º Mathías Nolesi (Ford) a 20s481
7º Luciano Ventricelli (Ford) a 22s451
8º Mariano Werner (Ford) a 23s340
9º Jonatan Castellano (Dodge) a 25s057
10º Julián Santero (Dodge) a 26s497
11º Norberto Fontana (Chevrolet) a 28s525
12º Matías Rossi (Ford) a 30s236
13º Santiago Mangoni (Chevrolet) a 32s261
14º Juan B. De Benedictis (Ford) a 34s128
15º Nicolás Bonelli (Ford) a 34s319
16º Nicolás González (Torino) a 35s284
17º Juan José Ebarlín (Chevrolet) a 35s931
18º Gabriel Ponce de León (Ford) a 36s157
19º Leonel Pernía (Torino) a 39s279
20º Facundo Ardusso (Torino) a 41s298
21º Sergio Alaux (Chevrolet) a 42s049
22º Nicolás Trosset (Dodge) a 50s211
23º Christian Ledesma (Chevrolet) a 53s204
24º Mauricio Lambiris (Ford) a 53s205
25º Lionel Ugalde (Ford) a 57s675
26º Próspero Bonelli (Chevrolet) a 1m05s762
27º Diego De Carlo (Chevrolet) a 1m10s748
28º Guillermo Ortelli (Chevrolet) a 1m11s007
29º Juan Pablo Gianini (Ford) a 1m31s024
30º Matías Jalaf (Ford) a 1 vuelta
31º Emanuel Moriatis (Ford) a 3 vueltas
32º Nicolás Pezzucchi (Dodge) a 3 vueltas
33º Sebastián Diruscio (Dodge) a 4 vueltas
34º Emiliano Spataro (Torino) a 6 vueltas
35º Juan Manuel Silva (Ford) a 12 vueltas
36º Christian Dose (Chevrolet) a 14 vueltas
37º Juan Catalán Magni (Dodge) a 20 vueltas
38º José Savino (Ford) a 20 vueltas
39º Juan Martín Trucco (Dodge) a 24 vueltas
Ex Luis José Di Palma (h) (Dodge)
NL Valentín Aguirre (Dodge), motor roto en la serie
Récord. Gabriel Ponce de León (Ford), 1m37s558 a 146,092 km/h (giro 25)
Sanciones. Excluido Luis José Di Palma (h) (toque a Leonel Pernía), apercibido José Savino (toque a Juan Catalán Magni), recargo con puestos para Mauricio Lambiris (toque a Christian Ledesma), recargos de 1 minuto para Guillermo Ortelli y Juan Pablo Gianini (sacar el auto de la grilla y cambiar gomas) y recargos de 5 segundos para Christian Ledesma, Juan Manuel Silva, Leonel Pernía, Nicolás Bonelli y Lionel Ugalde (retirar el auto de la grilla)
Pole. Matías Rossi (Ford), 1m26s969 a 163,879 km/h
Series. Ganaron Jonatan Castellano (Dodge), Juan José Ebarlín (Chevrolet) y Facundo Ardusso (Torino)

Copa de Oro (5 fechas). 1º Agustín Canapino (campeón), 203,5 puntos; 2º Matías Rossi, 200,25; 3º Jonatan Castellano, 187,5; 4º Facundo Ardusso, 179; 5º Mariano Werner, 173; 6º José Manuel Urcera (ÚM), 160,5; 7º Leonel Pernía, 137,5; 8º Nicolás Bonelli (ÚM), 135,5; 9º Nicolás Trosset, 127; 10º Guillermo Ortelli, 125; 11º Julián Santero (ÚM), 122,25; 12º Mauricio Lambiris, 116,5; 13º Juan Pablo Gianini, 100,25; 14º Juan Martín Trucco, 75; 15º Gastón Mazzacane, 67 unidades.
Campeonato (15 fechas). 1º Agustín Canapino, 710 puntos; 2º Jonatan Castellano, 506; 3º Facundo Ardusso, 493; 4º Mariano Werner, 441,5; 5º Matías Rossi, 425,75; 6º Guillermo Ortelli, 401; 7º Leonel Pernía, 391,5; 8º Nicolás Trosset, 391; 9º Mauricio Lambiris, 357; 10º Julián Santero, 347,25; 11º José Manuel Urcera, 341; 12º Nicolás Bonelli, 338,5 unidades

Foto. Prensa ACTC.