Chapur, de principio a fin

La remontada del sábado fue un anuncio y la pole position del domingo fue la confirmación. Después, cuando se apagó la luz roja, Facundo Chapur fue imbatible en el autódromo de Rosario, escenario de la segunda fecha del certamen de Súper TC 2000. “Pensar que aquí mismo, cuando en diciembre del año pasado gané la última fecha del Turismo Nacional, no tenía nada definido. Con mi familia nunca bajamos los brazos y apareció esta posibilidad. El equipo Total Citroën Racing me abrió las puertas y por suerte pude devolverles tanta confianza con este triunfo”, relató el cordobés.
Después de los 100 milímetros que cayeron desde el viernes, la última carrera del fin de semana se disputó con el piso prácticamente seco. Una condición en la que Chapur fue inalcanzable, fundamentalmente a partir de los problemas que le amargaron el día a Matías Rossi. “Con piso seco se forma la huella y es difícil pasar. Me costó equilibrar el auto en las primeras vueltas, pero Javier Ciabattari y sus muchachos me entregaron un auto contundente”, concluyó el vencedor.

Sin el alargue. Las competencias se disputaron en el circuito habitual porque la Comisión Deportiva Automovilística no autorizó la utilización del alargue por razones de seguridad. “El proyecto incluía el traslado de dos torres de alta tensión que están en el predio, algo que recién podremos realizar en el mes de junio”, aclaró Mauricio Malano, máximo responsable del escenario rosarino. En cambio, Ulises Armellini pudo llegar a tiempo con la puesta en marcha del Peugeot 405 con el que Juan María Traverso se coronó en 1995, y que el Flaco volvió a acelerar en la que fue su pista de pruebas en aquellos años.

¿Qué le pasó a Rossi? “Estaban dadas las condiciones para ganar, pero la rotura de la asistencia hidráulica de la dirección me dejó sin nada. Es muy difícil pelear un campeonato así, con dos abandonos en las tres primeras carreras”, se quejó el piloto de Toyota, que en Rosario contabiliza siete podios y un quinto lugar en nueve carreras.
Sin Rossi en la pista, Agustín Canapino se esmeró y consiguió doblegar la resistencia de Mariano Werner para adueñarse del segundo lugar. “El auto está contundente con piso seco y fue lo máximo que podía aspirar en esta carrera porque Chapur estaba muy rápido”, analizó el arrecifeño. En cambio, el entrerriano fue perdiendo posiciones y cruzó la meta en el 11º lugar.
Todas estas alternativas favorecieron a Facundo Ardusso, que terminó tercero y redondeó un negocio brillante: llegó con tres puntos de luz en el campeonato y se fue con una ventaja de 23. “Terminé sumando más que nadie y eso es muy importante. Fue una carrera exigente, en Rosario no es posible relajarse. Son rectas cortas y se dobla permanentemente, por lo que es necesario estar muy concentrado”, destacó el santafesino, que trabaja para revalidar el título que consiguió el año pasado.

Dos autos más. Gracias a las incorporaciones de Carlos Javier Merlo y Franco Riva fueron 24 los inscriptos para las dos carreras correspondientes a la segunda fecha de la temporada. El puntano aceleró un Renault Fluence GT del M&M Group con asesoramiento del equipo oficial, en tanto que el entrerriano se quedó con las ganas de subirse al Ford Focus III que ahora es propiedad del Sportteam. Un fuerte despiste en los entrenamientos del sábado motivó que no pudiese largar ninguna de las competencias.

Súper TC 2000, 2ª fecha (carrera 2), Rosario (2.595 metros)
Final (31 vueltas), 8 de abril de 2018, 24 inscriptos
1º Facundo Chapur (Citroën C4 Lounge), 31m50s983 a 151,546 km/h
2º Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) a 2s729
3º Facundo Ardusso (Renault Fluence GT) a 14s844
4º Leonel Pernía (Renault Fluence GT) a 15s664
5º Julián Santero (Toyota Corolla) a 23s275
6º Néstor Girolami (Peugeot 408) a 24s011
7º Fabián Yannantuoni (Peugeot 408) a 25s650
8º Emiliano Spataro (Renault Fluence GT) a 32s743
9º Matías Milla (Renault Fluence GT) a 40s164
10º Matías Muñoz Marchesi (Peugeot 408) a 40s475
11º Mariano Werner (Peugeot 408) a 41s204
12º Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze) a 41s557
13º Martín Moggia (Renault Fluence GT) a 42s044
14º Carlos Javier Merlo (Renault Fluence GT) a 42s461
15º Damián Fineschi (Toyota Corolla) a 44s535
16º José Manuel Urcera (Citroën C4 Lounge) a 50s151
17º Manuel Mallo (Chevrolet Cruze) a 50s663
18º Federico Iribarne (Citroën C4 Lounge) a 52s663
19º Bruno Armellini (Peugeot 408) a 56s471
20º Alessandro Salerno (Peugeot 408) a 2 vueltas
NC Facundo Conta (Chevrolet Cruze) a 10 vueltas
NC Manuel Luque (Toyota Corolla) a 14 vueltas
NC Matías Rossi (Toyota Corolla) a 19 vueltas
NL Franco Riva (Ford Focus III), despiste en entrenamientos del sábado
Récord. Facundo Chapur (Citroën C4 Lounge), 1m01s366 a 152,234 km/h (giro 10)
Sanciones. Apercibidos Alessandro Salerno (maniobra peligrosa contra José Manuel Urcera), Bernardo Llaver (maniobra peligrosa contra Mariano Werner) y José Manuel Urcera (maniobra peligrosa contra Alessandro Salerno)
Pole. Facundo Chapur (Citroën C4 Lounge), 1m05s472 a 142,687 km/h
Carrera clasificatoria. No hubo
Nota. Todos con motor Radical Performance Engines RPX V8 de 2.680 cc y 430 HP a 10.500 rpm

Campeonato (2 fechas de 12, 3 carreras). 1º Facundo Ardusso, 63 puntos; 2º Leonel Pernía, 40; 3º Agustín Canapino, 37; 4º Mariano Werner, 34; 5º Facundo Chapur, 32; 6º Néstor Girolami, 29; 7º Julián Santero, 22; 8º Fabián Yannantuoni, 22; 9º Matías Rossi, 17; 10º Emiliano Spataro, 14 unidades.
Próxima fecha. 29 de abril en San Martín, Mendoza.

Foto. Prensa Súper TC 2000.