Chapur lo hizo otra vez

Viajar a más de 250 km/h, evitar que los rivales aprovechen la succión y ganar de punta a punta. El cordobés Facundo Chapur hizo posible lo que habitualmente no sucede en Rafaela, en un fin de semana demasiado complicado para el Súper TC 2000. “Ganamos en el circuito más lento (Rosario) y ahora en el más rápido del calendario. Tuve un auto increíble, el Citroën fue un misil. Sólo hubo que ajustar detalles mínimos de puesta a punto”, enfatizó el vencedor.
Lamentablemente se repitió la historia de los 200 kilómetros de Buenos Aires del año pasado, cuando Antonio Abrazián, el presidente del Súper TC 2000, admitió que “todo lo que podía salir mal, salió mal”. En Rafaela ocurrió algo parecido. Desde la elección de una chicana muy lenta hasta las dudas por la legitimidad de la pole position de Chapur, pasando por la inusual cantidad de recargos por no realizar correctamente las chicanas, las quejas por el desigual rendimiento de los motores y la herejía de terminar la carrera con Auto de Seguridad. Todo ante apenas cinco mil espectadores.
Hay responsabilidades compartidas y otras que son específicas. La categoría y la Comisión Deportiva Automovilística eligieron el dibujo más lento de la primera chicana “por seguridad y para generar más espectáculo”, pero el tiro les salió por la culata. “No es fácil bajar de 280 a 70 km/h, es muy exigente”, explicó Ardusso. Hubo problemas con los frenos y la vida útil de los neumáticos, y ocho pilotos fueron recargados con 10 segundos por no transitar las chicanas. Eso hizo difícil entender la carrera: ocho de los 22 participantes no ocupaban la posición que tenían en la pista.

Motores y algo más. El tema motores es responsabilidad del Súper TC 2000. “Nunca en mi vida me pasaron así por derecho. Es una vergüenza”, se lamentó Werner. “De los tres integrantes de nuestro equipo, el único que tuvo un motor competitivo fue Chapur”, aseguró Urcera. “Es preocupante y no puede ser que el sorteo de un motor resuelva quién gana”, aseguró Pernía. Y en la clasificación se equivocaron los siete pilotos que se detuvieron en la recta opuesta del circuito (se les retiraron los tiempos) y fue un veedor quien confundió el número del auto y puso en duda la pole de Chapur, cuando en realidad había sido el auto de su compañero Urcera el que tocó uno de los conitos que delimita la pista.

La carrera se desvirtuó de entrada, cuando Rossi (estaba 3º) y Ardusso (4º) se pasaron en la segunda chicana y recibieron 10 segundos de recargo. Lo mismo sucedió luego con Santero (2º), y entonces todo se enredó. Pero hubo más, y fue el golpazo entre Rossi y Ardusso, cuando el Toyota sufrió la rotura de la cubierta delantera derecha. “Fue un momento muy difícil, porque en el momento de frenar se rompe la goma y no tuve control de la dirección”, sintetizó el piloto de Del Viso. “Pensé que iba a tirar el auto afuera de la pista. Menos mal que no me chocó de costado”, dijo Ardusso, quien pese al abandono sigue primero en el campeonato.
Mención especial para Agustín Canapino. Le pasó de todo, y sin embargo pudo subir al podio. “Después de los ensayos decidimos cambiar el motor. En la carrera clasificatoria largué último y pude terminar séptimo, y hoy todo fue normal hasta que un pedazo de la goma rota del auto de Rossi me destrozó el parabrisas. Confieso que nunca tuve sensaciones tan fuertes. Doblar el curvón casi sin ver, llegar a 300 km/h sin saber dónde frenar… Tuve la referencia del auto de Spataro para seguir en la pista”, aseguró el arrecifeño, que pese a una situación tan riesgosa no fue advertido por las autoridades para solucionar el inconveniente.
También fue destacado el sexto lugar de Matías Muñoz Marchesi. Salvó el honor del equipo Peugeot en un fin de semana con altas y bajas: en la carrera clasificatoria perdió el segundo lugar debido a la excesiva altura del alerón y en la final se las ingenió para avanzar 16 posiciones.
Para el final quedó el encontronazo entre Damián Fineschi y Federico Iribarne que motivó la tercera y última aparición del Auto de Seguridad. Chapur pegó unas aceleradas cuando cruzó la meta, Spataro festejó el segundo lugar y Canapino trató de adivinar el camino al podio. La carrera había terminado. A marcha lenta y con muy poco brillo.

Dos bajas y un cambio. El equipo Sportteam decidió pegar el faltazo y aprovechar el receso para reorganizarse. “No estamos preparados aerodinámicamente para ser competitivos en Rafaela y necesitamos tiempo para trabajar en un Citroën C4 Lounge para Matías Milla, mientras que Franco Riva manejará el Renault que quedará libre”, explicó Sergio Polze. Mientras tanto, el Equipo YPF Chevrolet trabajó contra reloj para alistar otro Chevrolet Cruze para Facundo Conta. “La mejor opción fue adecuar el auto que Sebastián Pereyra utilizaba en TC 2000, mientras que ya comenzamos la construcción de otro auto”, afirmó el ingeniero Luciano Monti.

Súper TC 2000, 5ª fecha, Rafaela (4.662 metros)
Final (25 vueltas de 27, terminó por tiempo y con AS, 3 neutralizaciones), 3 de junio de 2018, 22 inscriptos
1º Facundo Chapur (Citroën C4 Lounge), 48m05s203 a 145,425 km/h
2º Emiliano Spataro (Renault Fluence GT) a 0s225
3º Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) a 0s997
4º Leonel Pernía (Renault Fluence GT) a 1s766
5º Carlos Javier Merlo (Renault Fluence GT) a 2s559
6º Matías Muñoz Marchesi (Peugeot 408) a 4s756
7º José Manuel Urcera (Citroën C4 Lounge) a 4s907
8º Facundo Conta (Chevrolet Cruze) a 6s608
9º Alessandro Salerno (Peugeot 408) a 7s565
10º Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze) a 14s140
11º Mariano Werner (Peugeot 408) a 14s231
12º Julián Santero (Toyota Corolla) a 25s645
13º Damián Fineschi (Toyota Corolla) a 3 vueltas
14º Federico Iribarne (Citroën C4 Lounge) a 3 vueltas
15º Manuel Luque (Toyota Corolla) a 3 vueltas
16º Manuel Mallo (Chevrolet Cruze) a 5 vueltas
NC Facundo Ardusso (Renault Fluence GT) a 10 vueltas
NC Matías Rossi (Toyota Corolla) a 10 vueltas
NC Néstor Girolami (Peugeot 408) a 15 vueltas
NC Bruno Armellini (Peugeot 408) a 18 vueltas
NC Fabián Yannantuoni (Peugeot 408) a 19 vueltas
NC Martín Moggia (Renault Fluence GT) a 22 vueltas
Récord. Facundo Chapur (Citroën C4 Lounge), 1m20s164 a 209,361 km/h (giro 4)
Sanciones. Recargo de 10 segundos para Facundo Ardusso, Bernardo Llaver, Manuel Mallo, Matías Rossi, Mariano Werner, Federico Iribarne y Bruno Armellini (no realizaron una chicana), recargo de 20 segundos para Julián Santero (no realizó dos chicanas), recargado con 2 puestos Alessandro Salerno (maniobra peligrosa contra Facundo Conta) y recargado con 1 puesto José Manuel Urcera (adelantamiento con Auto de Seguridad)
Pole. Facundo Chapur (Citroën C4 Lounge), 1m19s247 a 211,783 km/h
Carrera clasificatoria. Ganó Facundo Chapur (Citroén C4 Lounge)
Nota. Todos con motor Radical Performance Engines RPX V8 de 2.680 cc y 430 HP a 10.500 rpm

Campeonato (5 fechas de 12, 6 carreras). 1º Facundo Ardusso, 101 puntos; 2º Agustín Canapino, 78; 3º Leonel Pernía, 68; 4º Facundo Chapur, 67; 5º Bernardo Llaver, 57; 6º Matías Rossi, 55; 7º Julián Santero, 51; 8º Mariano Werner, 46; 9º Néstor Girolami, 32; 10º Emiliano Spataro, 31 unidades.
Próxima fecha. 22 de julio en el autódromo El Zonda Eduardo Copello de San Juan.

Foto. Prensa Súper TC 2000.