El dueño de la pelota

El campeón quiere otra corona. Facundo Ardusso consiguió una victoria clave en el autódromo de la ciudad mendocina de San Martín, donde la utilización de la vuelta Joker sólo le agregó una pequeña dosis de incertidumbre a su triunfo. Segundo llegó Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) y tercero culminó Matías Rossi (Toyota Corolla).
Ardusso comenzó a ganar ayer, cuando en una acertada maniobra tomó la delantera en la segunda curva del trazado y se adueñó de la carrera clasificatoria. “Canapino y Rossi se pelearon entre ellos y se olvidaron de mí”, contó el parejense. Siguió ganando en la largada de la final al contener el ataque inicial de Rossi y terminó de ganar con la estrategia del equipo Renault Sport, que le permitió aumentar de 23 a 37 los puntos de ventaja en el campeonato. “Fue una carrera con todos los condimentos, en la que hubo que pensar muy bien los momentos para hacer las dos vueltas Joker. Por suerte tomamos decisiones correctas y nos salió bien la estrategia. El Auto de Seguridad no afectó, y cuando volví a la punta busqué consolidarme con una buena diferencia. Esta victoria nos posiciona muy bien, estoy feliz por lo que hicimos en Mendoza”, destacó el santafesino.
El otro protagonista fue Agustín Canapino. Ganó la prueba de clasificación pero perdió el segundo lugar que había conseguido en la carrera clasificatoria. “El equipo cometió un error de medición y lo pagamos con la exclusión”, se lamentó el arrecifeño. “El piso del baúl tiene que estar a 190 milímetros de la madera central, que es un elemento que va paralelo al zócalo. Existe una tolerancia de 10 milímetros, pero en su auto la diferencia era de 15 milímetros”, explicó Luciano Monti, responsable técnico del equipo Chevrolet.
Fue así como tuvo que largar penúltimo, y desde el fondo ejecutó una arriesgada estrategia que le permitió subir al segundo escalón del podio. “Me jugué a todo o nada en las primeras vueltas y después tuve suerte porque el Auto de Seguridad apareció en el momento exacto. Quedé lejos en el campeonato pero tengo un auto cada vez más competitivo”, reconoció Canapino.

Los especialistas. Ya no es casualidad: el equipo Renault ganó tres de las cuatro ediciones de la carrera con vuelta Joker. La historia arrancó en 2015 con la victoria de Emiliano Spataro y siguió con los estratégicos triunfos de Facundo Ardusso en las temporadas 2016 y 2018.

Cambiaron las reglas de juego. Después del fiasco del año pasado, cuando Fabián Yannantuoni le sacó 17 segundos a Mariano Werner y consiguió la victoria más holgada en la historia del Súper TC 2000, la categoría modificó el reglamento de la prueba. Si bien se mantuvo que “cada participante, una vez cumplida la vuelta tres y hasta el penúltimo giro de la carrera, podrá realizar hasta dos vueltas Joker” tomando “el atajo por la zona especificada”, esta vez se las separó: una antes y otra después de la vuelta 15. La intención fue aumentar la incertidumbre, porque como la vuelta Joker acorta el circuito en 894 metros siempre conviene hacerla lo más tarde posible para ponerse a cubierto de una eventual neutralización. Sólo quienes estaban retrasados se arriesgaban a realizarla en los primeros giros para liberarse momentáneamente del tráfico.
Sin embargo, para el análisis hay que evitar que el sistema de carrera tape la realidad. Porque más allá del desarrollo de la competencia, que “se desordenó” dos veces por la utilización del atajo, hubo equipos que buscaron y buscaron la mejor estrategia pero que durante el fin de semana no lograron establecer una adecuada puesta a punto de los autos. Y en el podio festejaron pilotos con tres realidades distintas: Ardusso tomó distancia de sus compañeros de equipo y lidera con holgura, Canapino minimizó el daño causado por la exclusión sabatina y aparece como el enemigo, mientras que Rossi será el tercero en discordia si la confiabilidad del Toyota se lo permite.
Un escalón más abajo aparecen los representantes de Peugeot y Citroën. El mejor de estos equipos fue Mariano Werner, quien terminó octavo y reconoció que “no fue una buena carrera porque decaímos mucho en el ritmo”.
Mientras tanto, el campeón quiere otra corona. Ardusso está confiado, derrocha optimismo y sus rivales ahora lo miran con otros ojos. Y él lo sabe.

Muy pocas novedades. En los boxes mendocinos estuvieron los mismos 24 autos que se vieron en la fecha anterior. La diferencia es que esta vez sí pudo correr Franco Riva, quien se había quedado con las ganas en Rosario debido al fuerte despiste que protagonizó en la tanda de entrenamientos.

Súper TC 2000, 3ª fecha, San Martín (4.167 metros)
Final (27 vueltas, 2 con atajo Joker, 1 neutralización), 29 de abril de 2018, 24 inscriptos
1º Facundo Ardusso (Renault Fluence GT), 43m34s504 a 154,917 km/h
2º Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) a 1s550
3º Matías Rossi (Toyota Corolla) a 3s279
4º Leonel Pernía (Renault Fluence GT) a 7s419
5º Manuel Mallo (Chevrolet Cruze) a 10s521
6º Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze) a 12s308
7º Facundo Conta (Chevrolet Cruze) a 15s399
8º Mariano Werner (Peugeot 408) a 16s821
9º Damián Fineschi (Toyota Corolla) a 22s354
10º José Manuel Urcera (Citroën C4 Lounge) a 23s913
11º Carlos Javier Merlo (Renault Fluence GT) a 25s325
12º Fabián Yannantuoni (Peugeot 408) a 26s101
13º Manuel Luque (Toyota Corolla) a 26s719
14º Matías Muñoz Marchesi (Peugeot 408) a 30s730
15º Alessandro Salerno (Peugeot 408) a 31s311
16º Facundo Chapur (Citroën C4 Lounge) a 49s319
17º Franco Riva (Ford Focus III) a 1m21s291
18º Bruno Armellini (Peugeot 408) a 1m21s694
19º Matías Milla (Renault Fluence GT) a 1 vuelta
NC Federico Iribarne (Citroën C4 Lounge) a 7 vueltas
NC Emiliano Spataro (Renault Fluence GT) a 8 vueltas
NC Néstor Girolami (Peugeot 408) a 14 vueltas
NC Martín Moggia (Renault Fluence GT) a 14 vueltas
NC Julián Santero (Toyota Corolla) a 15 vueltas
Récord. Agustín Canapino (Chevrolet Cruze), 1m19s733 a 188,143 km/h (giro 6)
Sanciones. Recargo de 15 segundos para Franco Riva (no respetó el carril de salida en la vuelta Joker) y recargo de 2 puestos para Bruno Armellini (maniobra peligrosa contra Manuel Luque)
Pole. Agustín Canapino (Chevrolet Cruze), 1m27s841 a 170,777 km/h
Carrera clasificatoria. Ganó Facundo Ardusso (Renault Fluence GT)
Nota 1. Exclusión parcial para Agustín Canapino en la carrera clasificatoria (técnica, altura del piso del baúl)
Nota 2. Todos con motor Radical Performance Engines RPX V8 de 2.680 cc y 430 HP a 10.500 rpm

Campeonato (3 fechas de 12, 4 carreras). 1º Facundo Ardusso, 93 puntos; 2º Agustín Canapino, 56; 3º Leonel Pernía, 56; 4º Mariano Werner, 42; 5º Matías Rossi, 39; 6º Facundo Chapur, 32; 7º Néstor Girolami, 31; 8º Fabián Yannantuoni, 23, 9º Bernardo Llaver, 22; 10º Julián Santero, 22 unidades.
Próxima fecha. 20 de mayo en Potrero de los Funes, San Luis.

Foto. Prensa Súper TC 2000.