El placer de manejar

Primera pole position, récord de la pista, segunda victoria en una carrera clasificatoria y cuarto triunfo en una final. El fin de semana soñado para Bernardo Llaver tuvo como escenario el imponente circuito semipermanente de Potrero de los Funes, donde el mendocino fue amo y señor de la cuarta fecha del Súper TC 2000. “No puedo pedir más. El Equipo YPF Chevrolet me entregó un auto muy superior, espectacular en todo sentido. Fue un placer manejarlo. Todo arrancó muy bien el sábado, porque la clasificación siempre había sido para mí una materia pendiente. En las carreras los momentos más tensos fueron las largadas, que por suerte pude resolver sin problemas. Y si bien pudo parecer una carrera sencilla, Potrero es muy difícil. El más mínimo error se paga muy caro”, subrayó el vencedor.

Susto mayúsculo. Ocurrió durante los ensayos del viernes, cuando el salteño Facundo Conta se despistó por un problema en el freno trasero. “Venía a 216 km/h y pegó contra las defensas a 153 km/h. La estructura soportó bien pero el auto no sirve más. Por suerte Facundo bajó por sus propios medios, con los dolores lógicos por los cinturones. La desaceleración tuvo un pico de 43 G”, señaló Luciano Monti, responsable técnico del equipo Chevrolet. “Se fue el pedal abajo. Venía en quinta a fondo y la siguiente curva era de segunda. El momento pareció eterno, saqué las manos del volante y esperé el golpe. Fue tremendo”, describió el piloto.

Con Llaver, Martín Moggia y Julián Santero en los tres primeros lugares durante toda la carrera, lo mejor del domingo fueron los avances que protagonizaron Matías Rossi y Agustín Canapino. Ellos solos salvaron el espectáculo, aunque a la hora del análisis tuvieron distintos puntos de vista.
Rossi sufrió la rotura del motor en la clasificación y no pudo disputar la carrera clasificatoria. Largó la final desde el lugar 21 y consiguió llegar quinto, ganando y perdiendo el cuarto puesto con un inspirado Matías Milla en los kilómetros finales. “Volví a disfrutar de un auto tremendo. Me da mucha satisfacción volver a tener este tipo de carreras. No era tan optimista y pensaba llegar hasta el décimo puesto como mucho, pero se dieron buenas maniobras y con este rendimiento del Toyota se abre un buen panorama para lo que resta del año”, reconoció el Misil.
Para Canapino, los problemas comenzaron en la clasificación. “Me sacaron el tiempo por tocar un cono en la primera curva y no pude pasar a la segunda tanda. Llegué 14º en la carrera clasificatoria y sexto en la final, pero terminé sin hidráulica y algo se rompió en el tren delantero. Preocupa porque volvimos a tener problemas mecánicos”, analizó el arrecifeño.
Mientras tanto, Facundo Ardusso sigue al frente del campeonato. “El punto más alto fue el segundo lugar en la clasficación, pero con las ocho posiciones de recargo que estipula el reglamento siempre estuve alrededor del puesto nueve. Nos faltó velocidad en las rectas”, reflejó el santafesino, que llegará a la próxima cita en Rafaela con una ventaja de 33 puntos, uno más de los 32 que estarán en juego durante ese fin de semana.

El dato. Bernardo Llaver ganó con tres de las cuatro marcas con las que compitió. Lo hizo con Toyota (200 km de Buenos Aires 2010), Fiat (Oberá y Toay 2016) y ahora con Chevrolet, para totalizar cuatro éxitos en 123 participaciones. Estuvo cerca de festejar con Honda, cuando en la carrera de Potrero de los Funes de 2009 llegó a liderar hasta que se rompió una llanta. “El número 1 del equipo es Canapino y lo acepto, para mí es importante estar en un equipo de punta sin la obligación de realizar un aporte económico”, enfatizó el mendocino.

Súper TC 2000, 4ª fecha, Potrero de los Funes (6.270 metros)
Final (18 vueltas, 1 neutralización), 20 de mayo de 2018, 24 inscriptos
1º Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze), 49m10s198 a 137,718 km/h
2º Martín Moggia (Renault Fluence GT) a 4s919
3º Julián Santero (Toyota Corolla) a 6s421
4º Matías Milla (Renault Fluence GT) a 10s846
5º Matías Rossi (Toyota Corolla) a 11s275
6º Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) a 11s857
7º José Manuel Urcera (Citroën C4 Lounge) a 15s003
8º Damián Fineschi (Toyota Corolla) a 15s948
9º Facundo Ardusso (Renault Fluence GT) a 16s363
10º Facundo Chapur (Citroën C4 Lounge) a 17s078
11º Matías Muñoz Marchesi (Peugeot 408) a 19s135
12º Néstor Girolami (Peugeot 408) a 20s353
13º Mariano Werner (Peugeot 408) a 20s746
14º Leonel Pernía (Renault Fluence GT) a 21s570
15º Manuel Mallo (Chevrolet Cruze) a 35s721
16º Fabián Yannantuoni (Peugeot 408) a 39s084
17º Alessandro Salerno (Peugeot 408) a 43s137
18º Bruno Armellini (Peugeot 408) a 2 vueltas
19º Carlos Javier Merlo (Renault Fluence GT) a 2 vueltas
20º Emiliano Spataro (Renault Fluence GT) a 4 vueltas
NC Manuel Luque (Toyota Corolla) a 12 vueltas
NC Federico Iribarne (Citroën C4 Lounge) a 15 vueltas
NC Franco Riva (Ford Focus III) a 17 vueltas
NL Facundo Conta (Chevrolet Cruze), despiste en entrenamientos
Récord. Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze), 2m28s392 a 152,111 km/h (giro 3)
Sanciones. Recargo de 10 segundos para Manuel Mallo (no realizó la chicana 2) y apercibido Manuel Luque (maniobra peligrosa contra Bruno Armellini)
Pole. Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze), 2m26s078 a 154,520 km/h
Carrera clasificatoria. Ganó Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze)
Nota. Todos con motor Radical Performance Engines RPX V8 de 2.680 cc y 430 HP a 10.500 rpm

Campeonato (4 fechas de 12, 5 carreras). 1º Facundo Ardusso, 97 puntos; 2º Agustín Canapino, 64; 3º Leonel Pernía, 56; 4º Bernardo Llaver, 54; 5º Matías Rossi, 49; 6º Julián Santero, 42; 7º Mariano Werner, 42; 8º Facundo Chapur, 35; 9º Néstor Girolami, 32; 10º Martín Moggia, 29 unidades.
Próxima fecha. 3 de junio en Rafaela, Santa Fe.

Foto. Prensa Súper TC 2000.