Hábitos nocturnos

Más difícil que correr en un callejero es correr en un callejero en horario nocturno y con piso húmedo. En ese ámbito, el Súper TC 2000 sacó un sobresaliente en su visita anual a la ciudad de Santa Fe. Hubo duelos intensos, golpes de escena, muy buenas maniobras y una orden que llegó justo a tiempo para poner calma en el equipo Renault y facilitar la victoria de Leonel Pernía, un especialista en esta pista: fue su cuarto triunfo en el circuito de la capital provincial y el tercero con luz artificial. “Quiero destacar el aguante de la gente con este clima y el trabajo de la categoría para sacar el espectáculo adelante. Fue un carrerón. Al principio tuve que ser paciente porque perdía a la hora de traccionar. Cuando quedé primero tuve que aguantarlo a Facundo Ardusso. Fuimos al límite hasta llegar al roce, pero es lindo correr así con un compañero”, destacó el tandilense.
La largada en movimiento facilitó la escapada inicial de Agustín Canapino, aunque rápidamente entró en escena Facundo Chapur: el cordobés dejó atrás a Ardusso en la partida, superó a Pernía en el tercer giro y aceleró para alcanzar al puntero. En la sexta vuelta el Chevrolet se pasó un poco en la frenada de la horquilla, el Citroën traccionó mejor, lo emparejó y lo superó, pero Canapino no se rindió. El arrecifeño intentó doblar adelante en la siguiente esquina, pero no pudo. Los autos se aplaudieron y quedaron heridos. “Se rompió la suspensión. Fue un toque de carrera que lamentablemente terminó mal”, se lamentó Canapino. Cuatro vueltas después, ese mismo incidente le pasó factura a Chapur: se terminó de romper el piso delantero y el Citroën pegó de frente contra el muro. “El de Canapino fue un golpe innecesario. Me quedé con las manos vacías”, fue el lacónico comentario del cordobés.
Entonces pasaron a dominar los Renault. De repente, Pernía y Ardusso quedaron adelante y ninguno de los dos se conformaba con ser segundo. Hubo roces y un par de superaciones mutuas que pusieron en guardia a los responsables del equipo. “¡La terminamos así! ¡Basta!”, fue la orden que Ángel Guerra les impartió desde el box al cerrarse la vuelta 15. “Canapino y Chapur venían más rápidos pero se quedaron y tuve un lindo duelo con Leo, hasta que nos dijeron que respetemos las posiciones”, afirmó Ardusso,
Quedó para el final la maniobra con la que Matías Rossi –con toque de carrera incluido– consiguió superar a Néstor Girolami para subir al último escalón del podio, situación que también aprovechó Bernardo Llaver para adueñarse del cuarto puesto. “Fue estresante, con muy poca visibilidad y poca adherencia”, resumió el mendocino.
Avanzaba la noche y seguían los festejos. Fue el peor resultado para Agustín Canapino porque subieron al podio Pernía, Ardusso y Rossi, sus tres principales rivales en la lucha por el título. Mañana será otro día, habrá otra clasificación y otra carrera. Cuando amanezca, Los cuatro amanecerán encerrados en apenas 10 puntos de diferencia.

Apuntes varios. A las ausencias de Rafael Morgenstern y Martín Moggia (“el golpe de San Juan me afectó la columna y el doctor Bressi recomendó que siga con la rehabilitación”) se agregaron dos bajas en el Equipo YPF Chevrolet por los alejamientos de Facundo Conta y Manuel Mallo. La buena noticia fueron los retornos de los pilotos del Sportteam, Matías Milla –con el auto hecho a nuevo tras el accidente en San Juan– y Franco Riva.

Súper TC 2000, 8ª fecha (carrera nocturna), Santa Fe (3.200 metros)
Final (21 vueltas de 24, terminó por tiempo, 1 neutralización), 1º de setiembre de 2018, 22 inscriptos
1º Leonel Pernía (Renault Fluence GT), 45m25s188 a 88,772 km/h
2º Facundo Ardusso (Renault Fluence GT) a 1s788
3º Matías Rossi (Toyota Corolla) a 2s655
4º Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze) a 3s090
5º Néstor Girolami (Peugeot 408) a 5s237
6º Emiliano Spataro (Renault Fluence GT) a 6s187
7º Julián Santero (Toyota Corolla) a 6s671
8º Matías Muñoz Marchesi (Peugeot 408) a 9s605
9º Franco Riva (Renault Fluence GT) a 9s973
10º Matías Milla (Citroën C4 Lounge) a 13s894
11º Damián Fineschi (Toyota Corolla) a 15s469
12º Alessandro Salerno (Peugeot 408) a 40s550
13º Federico Iribarne (Citroën C4 Lounge) a 48s101
14º Tomás Gagliardi Genné (Chevrolet Cruze) a 1m25s364
15º Fabián Yannantuoni (Peugeot 408) a 4 vueltas
NC Manuel Luque (Toyota Corolla) a 9 vueltas
NC Facundo Chapur (Citroën C4 Lounge) a 11 vueltas
NC Carlos Javier Merlo (Renault Fluence GT) a 14 vueltas
NC Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) a 16 vueltas
NL Mariano Werner (Peugeot 408), despiste al salir de boxes
NL José Manuel Urcera (Citroën C4 Lounge), cuadro febril
NL Bruno Armellini (Peugeot 408), transmisión rota
Récord. Julián Santero (Toyota Corolla), 1m52s260 a 102,619 km/h (giro 20)
Sanciones. Recargos de 10 segundos para Federico Iribarne y Tomás Gagliardi Genné (no realizaron la chicana)
Pole. Agustín Canapino (Chevrolet Cruze), 1m59s939 a 96,488 km/h
Carrera clasificatoria. No hubo
Nota. Todos con motor Radical Performance Engines RPX V8 de 2.680 cc y 430 HP a 10.500 rpm

Campeonato (8 fechas de 12, 9 carreras). 1º Agustín Canapino, 133 puntos, 2º Facundo Ardusso, 129; 3º Matías Rossi, 123; 4º Leonel Pernía, 123; 5º Bernardo Llaver, 93; 6º Facundo Chapur, 75; 7º Julián Santero, 67; 8º Mariano Werner, 52; 9º Néstor Girolami, 49; 10º Emiliano Spataro, 49 unidades.

Foto. Prensa Renault Sport.