La victoria esperada

El entrerriano Mariano Werner y el equipo DTA le devolvieron la sonrisa a los hinchas de Peugeot en el Súper TC 2000. Ganaron de principio a fin la carrera clasificatoria y la competencia final de la décima fecha de la temporada ante los 25 mil espectadores que colmaron las instalaciones del flamante Autódromo San Nicolás Ciudad, un dibujo de 4.000 metros que se terminó sobre la hora y que no ofrece importantes desafíos conductivos. “Intenté ser lo más rápido posible sin cometer errores y el Peugeot 408 me dio la tranquilidad necesaria para correr tranquilo. Lamentablemente el Bebu (Néstor Girolami) no pudo terminar por la rotura del motor, hubiese sido lindo copar el podio con la marca. Fue una carrera muy dura, aunque me cansé más con los festejos. Fue un desahogo tremendo”, destacó el vencedor.

El caso Renault. El sábado, Facundo Ardusso logró la pole position y Mariano Werner ganó la carrera clasificatoria. Todo era normal, hasta que se produjo el terremoto: en la verificación técnica fueron excluidos los cuatro Renault oficiales. “Los autos tienen dos orificios en el piso delantero que no están contemplados en el reglamento y permiten trabajar en la altura y la incidencia”, explicó el comisario deportivo Carlos Zanotti. La respuesta no se hizo esperar. “El piso tiene un montón de agujeros para la fijación de la estructura, no tiene libertad de movimiento y corrimos así todo el año”, argumentó Alejandro Saparrat, ingeniero de Renault. Por la sanción, largaron desde el fondo Pernía (puesto 19), Spataro (21), Ardusso (22) y Moggia (23).

La carrera fue un monólogo de Werner. El avance de Agustín Canapino sobre Néstor Girolami en los metros iniciales sirvió para fragmentar el dominio de Peugeot y le permitió afianzarse en la cima del campeonato. “Ayer estaba 13º después de las penalizaciones y hoy pude llegar al segundo lugar. Algo inesperado en un fin de semana en el que nunca pude ser rápido porque no me sentí cómodo en el auto”, analizó el arrecifeño. La otra buena noticia la dio Carlos Zarlenga, presidente de General Motors, al confirmar la extensión de los contratos de Canapino (hasta 2020) y de Bernardo Llaver (hasta fines de 2019) en el equipo Chevrolet.
Las otras alternativas de interés fueron la rotura de motor que le arruinó el domingo a Girolami, el excelente trabajo de Tomás Gagliardi Genné (Chevrolet Cruze) y el avance de los Renault. “Estoy contento porque pudimos demostrar que el auto anda porque el equipo técnico y todo el grupo de trabajo tienen mucha capacidad. Si no nos sancionaban seguro que ganaba o peleaba mano a mano por la victoria”, remarcó Pernía, quien terminó cuarto después de largar en el puesto 19. Mucho menos alegre se lo vio a Ardusso con su noveno lugar: “No tuve el mismo auto de ayer, le faltó ritmo. Pernía se tiró a pasarme con todo, no como un compañero de equipo. Si no me corro nos chocamos”.
Mientras tanto, Ulises Armellini trazó los objetivos de Peugeot: “Quedamos lejos en la pelea por el título. Por eso nos concentramos en posicionar a la marca donde se merece, buscar una buena base y la mejor información para el 2019. Hoy empezamos ese camino”. La casa francesa volvió a ganar después de 11 meses. Y lo hizo justamente en San Nicolás, a pocas cuadras del taller donde Armellini y el equipo DTA preparan los 408 del equipo oficial.

Súper TC 2000, 10ª fecha, San Nicolás (4.000 metros)
Final (27 vueltas), 7 de octubre de 2018, 23 inscriptos
1º Mariano Werner (Peugeot 408), 39m32s257 a 163,895 km/h
2º Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) a 0s688
3º Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze) a 3s322
4º Leonel Pernía (Renault Fluence GT) a 16s303
5º Tomás Gagliardi Genné (Chevrolet Cruze) a 17s511
6º Carlos Javier Merlo (Renault Fluence GT) a 17s629
7º Matías Rossi (Toyota Corolla) a 19s871
8º Damián Fineschi (Toyota Corolla) a 21s050
9º Facundo Ardusso (Renault Fluence GT) a 21s289
10º Matías Muñoz Marchesi (Peugeot 408) a 26s561
11º Facundo Chapur (Citroën C4 Lounge) a 28s630
12º Emiliano Spataro (Renault Fluence GT) a 30s292
13º Julián Santero (Toyota Corolla) a 31s119
14º Fabián Yannantuoni (Peugeot 408) a 31s892
15º Martín Moggia (Renault Fluence GT) a 44s528
16º Alessandro Salerno (Peugeot 408) a 55s257
17º Bruno Armellini (Peugeot 408) a 1 vuelta
18º Néstor Girolami (Peugeot 408) a 4 vueltas
NC Matías Milla (Citroën C4 Lounge) a 11 vueltas
NC José Manuel Urcera (Citroën C4 Lounge) a 13 vueltas
NC Manuel Luque (Toyota Corolla) a 17 vueltas
NC Franco Riva (Renault Fluence GT) a 24 vueltas
NC Federico Iribarne (Citroën C4 Lounge) a 25 vueltas
Récord. Mariano Werner (Peugeot 408), 1m27s283 a 164,981 km/h (giro 6)
Pole. Facundo Ardusso (Renault Fluence GT), 1m25s269 a 168,877 km/h
Carrera clasificatoria. Ganó Mariano Werner (Peugeot 408)
Nota 1. Después de la carrera clasificatoria fueron excluidos parcialmente Leonel Pernía, Emiliano Spataro, Facundo Ardusso y Martín Moggia (técnica, piso delantero)
Nota 2. Todos con motor Radical Performance Engines RPX V8 de 2.680 cc y 430 HP a 10.500 rpm

Campeonato (10 fechas de 12, 12 carreras). 1º Agustín Canapino, 196 puntos, 2º Facundo Ardusso, 177; 3º Leonel Pernía, 172; 4º Matías Rossi, 163; 5º Bernardo Llaver, 111; 6º Facundo Chapur, 96; 7º Mariano Werner, 84; 8º Julián Santero, 74; 9º Néstor Girolami, 60; 10º Emiliano Spataro, 60 unidades.
Próxima fecha. 4 de noviembre en el autódromo Oscar y Alfredo Gálvez de Buenos Aires.

Foto. Prensa Súper TC 2000.