Otra vez en carrera

Autos inestables, pilotos que no terminan de “descubrir” los secretos del nuevo escenario y un campeonato con las cuatro marcas casi en igualdad de condiciones. Así fue el paso del Turismo Carretera por el flamante autódromo San Juan Villicum, donde Facundo Ardusso relanzó su candidatura al título. “Fue una carrera con muchas variantes y muy exigente, todos cometimos errores porque había baja adherencia. Era lo que esperaba, una pista lenta y con problemas en el asfalto”, fue su primer cometario. “En la clasificación del viernes quedé último porque lo encontré a Mazzacane en el cierre de la vuelta y me desconcentré. ¡Menos mal que ayer pude ponerme segundo! Y la victoria de hoy fue fundamental. Con el Renault Sport Torino Team vamos a ir a la última fecha con la ilusión de lograr el campeonato”, destacó el santafesino.

Operación retorno. El TC volvió a la provincia de San Juan después de 45 años. Lejos en el tiempo quedaron aquellas travesías que unieron la ciudad capital con Calingasta y que depararon las victorias de Nasif Estéfano (Ford) en 1972 y 1973. Ahora la cita fue en el flamante autódromo San Juan Villicum, una obra que costó 50 millones de dólares y que se inauguró el pasado 14 de octubre con la visita del Mundial de Superbikes.

La penúltima fecha del año fue todo un desafío. Desde el punto de vista técnico para poner a punto los autos y para carburar los motores a 630 metros sobre el nivel del mar, y desde la faz conductiva para transitar una pista con muchos desniveles y curvas enlazadas. El poder de reacción fue fundamental para tratar de ser competitivos de entrada.
Resultó un dibujo muy trabado, comparable con el callejero de Villa Mercedes. Se coloca la misma cantidad de cambios por vuelta (38) y el promedio es 8 km/h más bajo. Pero lamentablemente con problemas en el asfalto. “La pista comenzó a desgranarse en algunos sectores, algo que ya había pasado en la carrera de motos. El viernes a la tarde depositamos una cal especial en los sitios más comprometidos para lograr un fraguado rápido”, le explicó a País Fierrero el arquitecto Leonardo Stella.
Fue justamente el estado del piso el que perjudicó a los participantes de la primera serie y especialmente a Matías Rossi, quien había logrado la pole con una ventaja de casi ocho décimas de segundo. “Terminamos limpiando la pista para los demás”, se quejó. La segunda quedó en poder de Facundo Ardusso y la tercera la ganó Juan Pablo Gianini.
Después de 15 años el piloto de Salto volvió a largar una final desde el primer lugar. Pero a diferencia de aquella victoria en el autódromo de 9 de Julio, esta vez sólo duró una curva al frente del pelotón. “Me pasé de largo porque no entraban los cambios en los rebajes. Después paré para reparar, pero ya todo estaba perdido”, se lamentó.
Entonces tomó la delantera Ardusso y salió una carrera mucho más entretenida de lo que se presumía, con un Guillermo Ortelli extremadamente agresivo para superar la resistencia de Rossi. “Fuimos mejorando el auto en cada salida a pista. Puse todo pero no pude acercarme a Ardusso, él controlaba los frenajes y teníamos motores muy parejos”, describió Ortelli. En tanto, Rossi también tuvo motivos para festejar: “Lo más importante es que el tercer lugar me permitió recuperar la punta del campeonato. Hubiese sido bárbaro terminar segundo, pero Guille me sorprendió, hizo una maniobra fantástica en el ingreso a la recta de largada”.
Y así como Mariano Werner perdió puntos importantes por culpa de una cubierta pinchada, Agustín Canapino los salvó después de un par de sustos. “No anda el auto, no anda el motor. En el entrenamiento quedé primero porque nadie conocía el circuito, pero todos evolucionaron y yo quedé lejos”, apuntó el arrecifeño, que después de clasificar 24º y de penar con la bomba de combustible –como en los 1.000 km de Buenos Aires– se las ingenió para terminar décimo.
El resultado de la carrera modificó la tabla de posiciones y creó una expectativa inusual porque las mayores chances las tienen Rossi (Ford), Ardusso (Torino), Canapino (Chevrolet) y Castellano (Dodge), cuatro pilotos que representan a las cuatro marcas y que están separados por apenas 15 puntos. El nuevo autódromo de San Nicolás será el teatro de operaciones de la batalla final.

Las 365 de Ortelli. El séptuple alcanzó otro récord: se convirtió en el piloto con mayor cantidad de participaciones en la historia del TC. Intervino en 365 competencias, superando a Omar Martínez (364), Roberto Urretavizcaya (352), Eduardo Ramos (329) y Christian Ledesma (318). Si se consideran tres días de actividad por fecha, Ortelli pasó tres años de su vida en las carreras de TC. “Me enteré porque me lo comentó Sergio (Tenaglia), no soy de seguir las estadísticas, y la verdad es que siento las mismas ganas de correr que sentía cuando arranqué, esa es la realidad, Mientras siga sintiendo esa adrenalina por subirme a un auto lo voy a seguir haciendo”, explicó el piloto de Salto. Su campaña incluye 32 pole positions, 91 series ganadas, 42 récords de vuelta, 32 triunfos, 97 podios y lo más importante, siete títulos.

Turismo Carretera, 14ª fecha, San Juan Villicum (4.260 metros)
Final (25 vueltas), 18 de noviembre de 2018, 38 inscriptos
1º Facundo Ardusso (Torino), 47m39s556 a 134,077 km/h
2º Guillermo Ortelli (Chevrolet) a 1s049
3º Matías Rossi (Ford) a 2s113
4º Nicolás Bonelli (Ford) a 2s402
5º Leonel Pernía (Torino) a 5s473
6º Jonatan Castellano (Dodge) a 6s122
7º Emiliano Spataro (Torino) a 9s743
8º Norberto Fontana (Chevrolet) a 10s192
9º Mauricio Lambiris (Ford) a 11s854
10º Agustín Canapino (Chevrolet) a 14s999
11º Nicolás Trosset (Dodge) a 16s719
12º José Manuel Urcera (Chevrolet) a 20s571
13º Juan Martín Trucco (Dodge) a 21s146
14º Juan Manuel Silva (Ford) a 22s087
15º Juan B. De Benedictis (Ford) a 22s838
16º Santiago Mangoni (Chevrolet) a 25s776
17º Próspero Bonelli (Chevrolet) a 48s695
18º José Savino (Ford) a 50s241
19º Emanuel Moriatis (Ford) a 52s597
20º Matías Jalaf (Ford) a 52s867
21º Mariano Werner (Ford) a 59s249
22º Valentín Aguirre (Dodge) a 1m11s284
23º Gabriel Ponce de León (Ford) a 1m11s285
24º Diego De Carlo (Chevrolet) a 1m11s957
25º Mathías Nolesi (Ford) a 1m12s941
26º Luciano Ventricelli (Ford) a 1m17s614
27º Gastón Mazzacane (Chevrolet) a 1m25s165
28º Julián Santero (Dodge) a 1 vuelta
29º Christian Dose (Chevrolet) a 3 vueltas
30º Alan Ruggiero (Torino) a 6 vueltas
31º Sergio Alaux (Chevrolet) a 15 vueltas
32º Juan Catalán Magni (Dodge) a 16 vueltas
33º Nicolás González (Torino) a 17 vueltas
34º Christian Ledesma (Chevrolet) a 19 vueltas
35º Juan José Ebarlín (Chevrolet) a 19 vueltas
36º Luis José Di Palma (h) (Dodge) a 19 vueltas
37º Juan Pablo Gianini (Ford) a 19 vueltas
38º Martín Serrano (Chevrolet) a 21 vueltas
Récord. Mariano Werner (Ford), 1m49s736 a 139,754 km/h (giro 7)
Sanción. Recargo con puestos para Gabriel Ponce de León (toque a Valentín Aguirre)
Pole. Matías Rossi (Ford), 1m48s361 a 141,526 km/h
Series. Ganaron Matías Rossi (Ford), Facundo Ardusso (Torino) y Juan Pablo Gianini (Ford)
Nota. Julián Santero largó último en la segunda serie (sancionado por maniobra peligrosa en Olavarría en perjuicio de Mauricio Lambiris)

Copa de Oro (4 fechas de 5). 1º Matías Rossi, 156 puntos; 2º Facundo Ardusso, 149; 3º Agustín Canapino, 148; 4º Jonatan Castellano, 141; 5º Mariano Werner, 126,5; 6º Guillermo Ortelli, 110; 7º José Manuel Urcera (ÚM), 109,5; 8º Leonel Pernía, 107,5; 9º Nicolás Trosset, 103; 10º Nicolás Bonelli (ÚM), 102,5; 11º Mauricio Lambiris, 94; 12º Juan Pablo Gianini, 86; 13º Julián Santero (ÚM), 82,5; 14º Juan Martín Trucco, 70,5; 15º Gastón Mazzacane, 22 unidades.
Campeonato (14 fechas de 15). 1º Facundo Ardusso, 463 puntos; 2º Jonatan Castellano, 459,5; 3º Agustín Canapino, 454,5; 4º Mariano Werner, 395; 5º Guillermo Ortelli, 386; 6º Matías Rossi, 381,5; 7º Nicolás Trosset, 367; 8º Leonel Pernía, 361,5; 9º Mauricio Lambiris, 334,5; 10º Juan Pablo Gianini, 320; 11º Juan Martín Trucco, 317,5, 12º Julián Santero, 307,5 unidades.
Próxima fecha. 9 de diciembre en San Nicolás, Buenos Aires.

Foto. Prensa ACTC.