Renault domina la escena

El mismo argumento y los mismos actores. Sólo cambió el escenario. La segunda cita de la “era turbo” del Súper TC 2000 fue un calco de la fecha apertura, con la victoria de Leonel Pernía y el segundo lugar de Facundo Ardusso para completar otra contundente demostración del equipo Renault Sport. “Estoy muy feliz por todo el trabajo realizado. Estamos un paso adelante de nuestros rivales, pero a diferencia de la carrera del Cabalén tuve que ir siempre a fondo. La largada fue muy buena, elegí salir por lo sucio porque entendí que había pocos metros hasta la primera curva y fue clave para mantenerme adelante”, sintetizó el vencedor. “Intenté atacarlo, pero rápidamente puso las cosas en su lugar y manejó todo como quiso”, fue la mirada de Ardusso de la situación interna en el equipo del rombo.

Materia pendiente. Al tener menos carga delantera los autos son más inestables. Facundo Ardusso señaló que “ahora sólo tenemos un 40 por ciento de la carga aerodinámica que se generaba el año pasado”, mientras que Leonel Pernía fue más allá: “Estos nuevos autos van en el aire y son parecidos a los de Turismo Nacional, pero por el turbo tienen más velocidad y también patinan mucho. No me convence que sean más lentos y que los motores no hagan ruido, pero se busca brindar un mejor espectáculo para el público”. Y esa última es, justamente, la materia que tiene pendiente el Súper TC 2000.

Fue la segunda parte de una película que todos habían visto, porque al igual que hace tres semanas en Córdoba los Renault se escaparon adelante y lo más atrapante fue el desarrollo de la primera vuelta, cuando Agustín Canapino se fue ancho en la segunda curva y dejó la puerta abierta para que Mariano Werner avance al tercer lugar, y la lucha por momentos áspera que por el séptimo puesto mantuvieron José Manuel Urcera y Matías Rossi. Muy poco para un guión que fue tolerado en la fecha apertura pero que ya es mirado con recelo después de dos puestas en escena demasiado monótonas.
Fue justamente Rossi quien intentó explicar lo sucedido: “Me voy con un sabor amargo. Más allá de lo difícil que es pasar a otro auto en General Roca, se hace aún más complicado porque hay una sola trayectoria con adherencia. Es muy difícil cambiar un radio de giro o intentar pasar por afuera a otro competidor”.
Después de la neutralización por el abandono de Matías Muñoz Marchesi, los intentos de Rossi dieron sus frutos y en una ajustada maniobra consiguió superar a Urcera, pero el rionegrino quiso rehacerse, los autos se aplaudieron y Fabián Yannantuoni aprovechó para ganarles la posición. “La maniobra de Rossi fue lícita pero la de Urcera no porque lo dejó sin pista, por eso lo recargamos con dos puestos”, sintetizó Diego Mesa, uno de los comisarios deportivos de la prueba. Ese fue el punto final para una historia que terminó por tiempo. Cuando se cumplieron los 45 minutos pactados se mostró, casi como un acto de piedad, la bandera a cuadros.

Increíble pero real. La novedad más saliente era incorporación de Alessandro Salerno con el cuarto auto del equipo Chevrolet, pero todo quedó en la nada debido a una nueva desprolijidad del Súper TC 2000: no pudo correr porque la categoría necesitaba el motor como repuesto. El piloto se enteró el viernes en los boxes de General Roca, cuando el impulsor ya estaba instalado en su auto. “Es una sensación rara, de la felicidad de ser piloto oficial a la amargura de no correr”, se lamentó. La categoría llevó 19 motores, la misma cantidad que en la fecha apertura, pero sólo dispone de un par de plantas motrices de repuesto. Dicho de otra manera: hay muy pocos autos, y no habrá más hasta que no llegue otra partida de motores desde Francia.

Súper TC 2000, 2ª fecha, General Roca (3.625 metros)
Final (26 vueltas de 30, terminó por tiempo, 1 neutralización), 28 de abril de 2019, 17 inscriptos
1º Leonel Pernía (Renault Fluence GT), 45m02s748 a 125,519 km/h
2º Facundo Ardusso (Renault Fluence GT) a 2s298
3º Mariano Werner (Fiat Tipo) a 3s207
4º Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) a 8s114
5º Julián Santero (Toyota Corolla) a 9s212
6º Matías Milla (Renault Fluence GT) a 10s213
7º Fabián Yannantuoni (Fiat Tipo) a 13s831
8º Matías Rossi (Toyota Corolla) a 14s184
9º José Manuel Urcera (Honda All New Civic) a 14s652
10º Ricardo Risatti (Honda All New Civic) a 15s201
11º Facundo Chapur (Citroën C4 Lounge) a 15s638
12º Tomás Gagliardi Genné (Chevrolet Cruze) a 18s546
13º Juan Ángel Rosso (Honda All New Civic) a 19s180
14º Marcelo Ciarrocchi (Citroën C4 Lounge) a 21s978
15º Facundo Conta (Renault Fluence GT) a 24s714
NC Matías Muñoz Marchesi (Fiat Tipo) a 9 vueltas
NC Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze) a 17 vueltas
Récord. Mariano Werner (Fiat Tipo), 1m36s329 a 135,473 km/h (giro 5)
Sanción. Recargado con 2 puestos José Manuel Urcera (maniobra peligrosa contra Matías Rossi)
Pole. Leonel Pernía (Renault Fluence GT), 1m34s142 a 138,620 km/h
Nota. Todos con motor Oreca 2.0 turbo de 4 cilindros en línea y 389 HP a 7.250 rpm.

Campeonato (2 fechas de 12). 1º Leonel Pernía, 48 puntos; 2º Facundo Ardusso, 32; 3º Julián Santero, 20; 4º Agustín Canapino, 20; 5º Mariano Werner, 15; 6º Matías Rossi, 9; 7º Tomás Gagliardi Genné, 8; 8º Matías Milla, 8; 9º Facundo Chapur, 4; 10º Fabián Yannantuoni, 4 unidades.
Próxima fecha. 19 de mayo en el autódromo San Juan Villicum.

Foto. Prensa Súper TC 2000.