Rossi, con el último aliento

La quinta fecha fue la vencida. El retorno del Súper TC 2000 al autódromo de Paraná coincidió con el estreno del polémico sistema de lastre y entregó la primera lucha de marcas de la temporada. Una persecución que dio sus frutos en la última vuelta, cuando Matías Rossi consiguió colocar su Toyota por delante del Renault de Facundo Ardusso. “Fue una carrera espectacular, siempre al límite y muy peleada. Quería ganar porque necesitaba descontar puntos. También existía la necesidad de mejorar el espectáculo, teníamos que hacer algo por el público sí o sí, pese a que el tema del lastre no es lindo desde el punto de vista deportivo”, subrayó el vencedor.
Fue un fin de semana con muchos contrastes. Lo peor fueron los entretelones de una prueba de clasificación deslucida por las especulaciones y lo mejor resultó, por fin, una carrera interesante que se desarrolló en tres actos bien definidos: largada, tercio medio y vuelta final.

Largada. Ardusso movió mejor que nadie y pasó de cuarto a primero favorecido por el error no forzado de Leonel Pernía en el tránsito de la segunda curva de la pista. A continuación, un toque perjudicó a Agustín Canapino y Mariano Werner. El arrecifeño abandonó con una llanta rota y el piloto de Fiat pasó por boxes para cambiar la cubierta trasera izquierda.
Tercio medio. Mientras Ardusso y Rossi es escapaban adelante, Ricardo Risatti intentaba por todos los medios mantener la tercera ubicación ante los ataques de Chapur, Pernía, Milla y Santero. Se formó un grupo de cinco autos del que salió airoso Pernía pese a los 70 kilos de lastre por la pole position sabatina. “Fui agresivo en las maniobras porque tenía un autazo y no quería perder la punta del campeonato”, comentó el tandilense.
Vuelta final. La neutralización por el despiste de Juan Ángel Rosso revitalizó el espectáculo y en la segunda curva del trazado Rossi frenó por el interno y consiguió superar al Renault de Ardusso. “Fue una muy buena maniobra. Quise intentar una tijera pero no pude, sentí que el motor se quedó un poco”, relató el santafesino, mientras Rossi conseguía su octava victoria en la pista de Paraná. “Estoy muy contento, con Facu hicimos una carrera tremenda y disfruté mucho cada una de las maniobras. Entré en la succión en la recta y por suerte lo pude superar”, comentó el ganador.

Los kilos extras estuvieron en boca de todos. “El problema es técnico, no deportivo”, remarcó Agustín Canapino, “El espectáculo mejoró por otras circunstancias, como mi retraso y el de Santero, porque los autos pesados llegaron adelante. Creo que la inversión de la grilla sería una mejor solución”, opinó Pernía. Rossi ganó con 60 kilos, Ardusso cargó 50, Pernía llevó 70, Santero remontó 11 posiciones después de tener problemas con el motor en la clasificación y Risatti llegó quinto con 55 kilos.
En tanto, desde la categoría respiraron aliviados y Edgardo Fernández sostuvo su punto de vista: “El circuito ayudó muchísimo y hubo superaciones. Los autos son más indóciles y el poder de freno es diferente. Vimos un lindo mano a mano entre Toyota y Renault”.

Reunión interfábricas. Después de 14 años volvió el lastre al Súper TC 2000. El 11 de junio se realizó la segunda reunión plenaria entre los integrantes de las seis terminales, el Automóvil Club Argentino y la empresa Auto Sports SA. Y pese a que se había proclamado la idea del “automovilismo puro”, por la marcada disparidad de rendimiento de las marcas se acordó que salvo en el callejero de Santa Fe, los 200 km de Buenos Aires y el premio Coronación, luego de la actividad de los sábados cargarán lastre los autos de los cuatro primeros clasificados: 70, 60, 55 y 50 kilos, respectivamente. Finalizada la competencia, esos kilos se descargarán.

Súper TC 2000, 5ª fecha, Paraná (4.219 metros)
Final (24 vueltas, 1 neutralización), 30 de junio de 2019, 17 inscriptos
1º Matías Rossi (Toyota Corolla), 37m44s833 a 160,949 km/h
2º Facundo Ardusso (Renault Fluence GT) a 0s894
3º Leonel Pernía (Renault Fluence GT) a 1s144
4º Julián Santero (Toyota Corolla) a 1s511
5º Ricardo Risatti (Honda All New Civic) a 3s099
6º Facundo Chapur (Citroën C4 Lounge) a 3s391
7º Matías Milla (Renault Fluence GT) a 3s790
8º Marcelo Ciarrocchi (Citroën C4 Lounge) a 4s527
9º Matías Muñoz Marchesi (Fiat Tipo) a 5s114
10º Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze) a 5s308
11º Tomás Gagliardi Genné (Chevrolet Cruze) a 6s350
12º Mariano Werner (Fiat Tipo) a 6s517
13º Fabián Yannantuoni (Fiat Tipo) a 6s961
14º Facundo Conta (Renault Fluence GT) a 7s723
15º Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) a 1 vuelta
16º José Manuel Urcera (Honda All New Civic) a 3 vueltas
17º Juan Ángel Rosso (Honda All New Civic) a 4 vueltas
Récord. Julián Santero (Toyota Corolla), 1m29s220 a 170,235 km/h (giro 3)
Pole. Leonel Pernía (Renault Fluence GT), 1m27s463 a 173,655 km/h
Nota. Todos con motor Oreca 2.0 turbo de 4 cilindros en línea y 389 HP a 7.250 rpm.

Campeonato (5 fechas de 12). 1º Leonel Pernía, 88 puntos; 2º Facundo Ardusso, 72; 3º Matías Rossi, 64; 4º Julián Santero, 48; 5º Matías Milla, 36; 6º Agustín Canapino, 28; 7º Ricardo Risatti, 17; 8º Facundo Chapur, 16; 9º Mariano Werner, 15; 10º Tomás Gagliardi Genné, 12 unidades.
Próxima fecha. 21 de julio en el autódromo Martín Miguel de Güemes de Salta.

Foto. Prensa Súper TC 2000.