El óvalo de Renault

Sólo lideró una vuelta y media, pero fue la vuelta y media más importante de la carrera. Cuando Martín Moggia sintió una vibración en el tren delantero y aminoró la velocidad, Emiliano Spataro tomó las riendas del pelotón y llevó al Renault Fluence GT a la victoria en el autódromo de Rafaela. “No tuve tiempo de emocionarme porque hasta último momento fui a fondo. Incluso no me di cuenta que Moggia había roto la goma, sino hubiese cuidado un poco más. Me pone muy feliz por el equipo porque necesitábamos mucho este triunfo. Estaba preocupado por lo que pasó ayer con las gomas, pero los cambios que hicimos fueron acertados. Y ahora, con la victoria en el bolsillo, vuelvo a meterme de lleno en la lucha por el título”, afirmó el vencedor.

Un sábado complicado. Cuarenta y ocho horas después de ser padre, Mariano Werner ganó una carrera clasificatoria en la que las roturas del neumático delantero derecho estuvieron a la orden del día. Un problema que dejó con las manos vacías a Facundo Ardusso (autor de la pole position), Facundo Chapur (pegó fuerte contra el muro), Fabián Yannantuoni, Luciano Farroni y Leonel Pernía, entre otros. “La pista estuvo sucia todo el día. En una carrera súper veloz no debe suceder”, se quejó Yannantuoni. “Estoy molesto porque no veo una autocrítica de Pirelli. El testigo de mi goma estaba impecable, no tenía desgaste, los autos están bien puestos a punto y la respuesta de ellos es que los autos están muy agresivos en la puesta a punto”, disparó Chapur.

El Súper TC 2000 se debía una carrera así. Después del escaso espectáculo brindado en San Martín, Rosario y Las Termas de Río Hondo, y luego de un sábado con muchas dudas, la sexta fecha del año deparó una competencia que tuvo todos los condimentos. Si fuese una película se hablaría del héroe con el auto herido (Werner) y del muchachito que buscaba su primera victoria (Moggia), de los golpes de escena, los cambios posicionales y un podio que premió la efectividad de sus integrantes. Todo a velocidad de vértigo, todo a 220 km/h de promedio.
De movida, Werner no tuvo problemas en mantener el primer lugar. Sin embargo, todo cambió en la sexta vuelta, cuando sorpresivamente se desprendió el alerón trasero del Peugeot 408. El auto del paranaense volaba en las rectas y rozaba los 295 km/h, pero tenía que ser muy cuidadoso en los curvones y fundamentalmente en las frenadas de las dos chicanas. “Tenía un auto para ganar, pero no se dio. Pude pelear de igual a igual durante varias vueltas pero en el curvón sur me era imposible mantener el ritmo”, enfatizó el entrerriano.
En ese momento Moggia se animó y aceleró para ganar. Varias veces intercambiaron posiciones, y sólo cuando Werner comenzó a retrasarse se hizo menos compacto el pelotón de vanguardia. Ya no estaban en carrera Agustín Canapino (parabrisas roto), Damián Fineschi (“bajó la presión de aceite”) y Matías Milla (se rompió una cubierta y cruzó la chicana a 270 km/h sin pegarle a nada), y el golpe de gracia llegó cuando Moggia tuvo problemas y cedió el liderazgo. Entonces apareció en escena Spataro, quien soportó el asedio final de Matías Rossi y consiguió su noveno éxito en la categoría.
“Si había dos vueltas más creo que ganaba yo (risas). Fue una carrera muy linda, Rafaela genera estas cosas”, afirmó Rossi después de estrenar la versión 2017 del Corolla. A su lado, un inspirado Facundo Chapur pensaba exactamente lo mismo. Se las había ingeniado para subir al podio después de avanzar 20 lugares en 27 vueltas.
¿Y Werner? Con un auto indócil a duras penas pudo completar la carrera. Llegó octavo y sumó los puntos necesarios para recuperar el primer puesto en la tabla de posiciones.

Sin velocidad, sólo aceleración. Pese a que se había anunciado, finalmente la categoría no intentó batir el récord de vuelta y el récord de velocidad lanzada en autódromos del país. Ambos primados se establecieron el 10 de agosto de 2012 en Rafaela, cuando Facundo Ardusso (Peugeot 408) completó una vuelta al óvalo a 264,796 km/h y Gabriel Ponce de León (Honda Civic) consiguió una velocidad máxima de 306,383 km/h. Esta vez se realizó el “Desafío de aceleración”, una picada con partida detenida en un tramo de 800 metros. Hubo ocho participantes y el más veloz fue Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze) con una marca de 16s390 y una velocidad final de 255 km/h.

Súper TC 2000, 6ª fecha, Rafaela (4.662 metros)
Final (27 vueltas, 2 neutralizaciones), 2 de julio de 2017, 30 inscriptos
1º Emiliano Spataro (Renault Fluence GT), 41m05s403 a 183,802 km/h
2º Matías Rossi (Toyota Corolla) a 0s269
3º Facundo Chapur (Peugeot 408) a 0s981
4º José Manuel Urcera (Citroën C4 Lounge) a 1s487
5º Leonel Pernía (Renault Fluence GT) a 1s624
6º Facundo Ardusso (Renault Fluence GT) a 1s811
7º Matías Muñoz Marchesi (Peugeot 408) a 2s904
8º Mariano Werner (Peugeot 408) a 6s685
9º Esteban Guerrieri (Citroën C4 Lounge) a 9s006
10º Facundo Conta (Chevrolet Cruze) a 9s549
11º Manuel Mallo (Chevrolet Cruze) a 9s557
12º Lucas Colombo Russell (Peugeot 408) a 9s567
13º Gabriel Ponce de León (Toyota Corolla) a 9s933
14º Luciano Farroni (Nuevo Ford Focus Kinetic) a 11s212
15º Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze) a 11s402
16º Ignacio Julián (Renault Fluence GT) a 14s677
17º Emmanuel Cáceres (Fiat Linea) a 16s164
18º Javier Manta (Chevrolet Cruze) a 26s852
19º Martín Moggia (Citroën C4 Lounge) a 1 vuelta
20º Luis José Di Palma (h) (Renault Fluence) a 1 vuelta
21º Alessandro Salerno (Peugeot 408) a 1 vuelta
22º Bruno Etman (Toyota Corolla) a 1 vuelta
23º Matías Milla (Toyota Corolla) a 3 vueltas
24º Damián Fineschi (Nuevo Ford Focus Kinetic) a 4 vueltas
25º Fabián Yannantuoni (Peugeot 408) a 4 vueltas
26º Carlos Javier Merlo (Fiat Linea) a 4 vueltas
NC Juan Ángel Rosso (Nuevo Ford Focus Kinetic) a 9 vueltas
NC Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) a 10 vueltas
NC Franco Riva (Ford Focus III) a 16 vueltas
NC Germán Sirvent (Renault Fluence GT) a 27 vueltas
Récord. Manuel Mallo (Chevrolet Cruze), 1m15s185 a 223,225 km/h (giro 17)
Sanciones. Recargo de 2 puestos para Manuel Mallo (no realizó una chicana y obtuvo ventaja deportiva), apercibidos Mariano Werner (maniobra peligrosa contra Damián Fineschi) y Martín Moggia (no respetó procedimiento de largada)
Pole. Facundo Ardusso (Renault Fluence GT), 1m14s872 a 224,159 km/h
Carrera clasificatoria. Ganó Mariano Werner (Peugeot 408)
Nota. Todos con motor Radical Performance Engines RPX V8 de 2.680 cc y 430 HP a 10.500 rpm

Campeonato (6 fechas de 12, 7 carreras). 1º Mariano Werner, 92 puntos; 2º Matías Rossi, 91; 3º Agustín Canapino, 85,5; 4º Facundo Ardusso, 85; 5º Emiliano Spataro, 81; 6º José Manuel Urcera, 74,5; 7º Facundo Chapur, 64,5; 8º Leonel Pernía, 61; 9º Fabián Yannantuoni, 54,5; 10º Damián Fineschi, 53,5 unidades.
Próxima fecha. 30 de julio en Oberá, Misiones.

Foto. Prensa Súper TC 2000.